A un año… ¿tenemos ciudad de esperanza?

El pasado jueves, la actual administración de la Ciudad de México encabezada por la Dra. Claudia Sheinbaum cumplió un año de estar en funciones, entre las promesas que realizó durante su campaña el pasado año, fue construir una ciudad de esperanza e innovación,  pero… ¿esto realmente está sucediendo?

Dentro de los rubros que más nos preocupan a los capitalinos, es la latente sensación de inseguridad que se vive al caminar por las calles de nuestra Ciudad de México; y es precisamente en esto, en donde la Jefa de Gobierno ha centrado la mayor cantidad de esfuerzo. Recordemos que fue a penas en los pasados meses, cuando Sheinbaum anunció la sustitución de Jesús Orta por el actual Secretario de Seguridad Ciudadana; Omar García Harfuch, quien ha coordinado operativos estratégicos para disminuir la inseguridad en la ciudad, particularmente atacando a los grupos del crimen organizado en la zona del barrio de Tepito.

Asimismo, uno de los principales reclamos ha sido la agudizada violencia de género que todas las mujeres experimentamos a diario, y en donde desafortunadamente; la actual administración postergó por mucho tiempo decretar alerta de género para activar los protocolos correspondientes, sin embargo; con la instalación de algunas mesas de discusión con grupos feministas, se han implementado algunas acciones como módulos de atención en puntos estratégicos en el metro, inauguración de senderos seguros y el anuncio de la creación de un Registro Público de Agresores Sexuales.

Por otro lado, la situación de movilidad en esta gran metrópoli, constituye uno de los retos permanentes y más agresivos, para ello; la Jefa de Gobierno prometió la construcción de un cablebús que pretende conectar a la zona más alejada de Cuautepec, empero; el proyecto se encuentra muy retrasado. Otro tema importante al hablar de la movilidad en esta ciudad, han sido las constantes manifestaciones en el centro capitalino orquestadas por los taxistas, quien justamente; han externado su reclamo ante la poca regulación que el gobierno central impone al servicio de transporte Uber, Cabify, para lo cual; no hemos visto una respuesta contundente por parte de la Jefatura de Gobierno, o bien la Secretaría de Movilidad.

Sin lugar a dudas, una gran ciudad como la nuestra; presenta grandes problemas y dificultades de sobrellevar, problemáticas como el abastecimiento de agua, robo y brechas de desigualdad son algunos de los aspectos que más han preocupado a las administraciones en turno; culpar a la actual por dichas situaciones, sería caer en el fanatismo e irresponsabilidad; sin embargo, si es responsabilidad del equipo encabezado por Claudia Sheinbaum el detener el progreso de estas cifras.

Debemos de reconocer que ha sido un parteaguas vanguardista que una mujer, y no cualquier mujer; una científica tome las riendas de una de las ciudad más importantes no solo de México, si no; del mundo. Claramente, esto es un reflejo del gran hartazgo que vivimos contra los políticos de siempre, ojalá no nos hayamos equivocado con esta elección.

Deja un comentario