El último veredicto

¿Les molestan las paredes rayadas? ¿Qué esperaban… besos y abrazos, dulces y malteadas? No, entiendan, cuando todo fallo, cuando el sistema que debía protegernos no hace más que ignorarnos, cuando el sistema en el cual debíamos confiar se volvió corrupto, cuando las instituciones no son seguras, cuando el miedo se apodera de las personas y se convierte en odio; el último veredicto es la venganza.

Y como no estar harto de un sistema que no hace más que ocultar los problemas, echarle cal al asunto y archivarlo; pero las muertas ya no caben en la fosa. La lucha de las mujeres no es reciente, no surgió en esta década, es una lucha que lleva años en un principio por la igualdad; pero que ahora, ya no se lucha por la igualdad, sino por la equidad.

Les han llamado “Feminazis”, por temor y gracia, que para algunos infantiles resulta compararlas con el nazismo, pero díganme ¿Quién no recurriría a tomar medidas extremas a casos extremos?, ¿Cuántos de ustedes verían a alguien ahogarse y no moverían un dedo?, les apuesto que si lo vieran, buscarían como ayudarlo, y en última medida ustedes se meterían a intentar rescatarlo, aun sin saber nadar.

Bueno, ¿Pues adivinen qué? Ellas están haciendo algo. Cansadas de la opresión, de la censura, de la ideología de género, de la violencia, de un sistema que les oprime y que les ignora; decidieron actuar. Tal vez no porque le haya pasado a ellas directamente, pero sí a alguien que conocen o por mera empatía.

¿Te molesta una pared pintada? Eso te hace parte del problema. Eres parte cuando en lugar de comprender lo que ha llevado a que se actué así, piensas que deberían morirse todas. A mí me molesta ver las paredes pintadas, y sé que hay muchas maneras de manifestarse, pero cuando todo ha fallado, cuando ya no queda más, cuando has agotado todos los recursos; es cuando de debe tomar la decisión de que sí es necesario que arda el mundo, que arda.

Yo sé que todo lo anterior sin datos suena como vil metafísica hippie, así que mis amantes de los datos duros, a continuación les mostrare sus preciados datos, y cuando vean lo grande del problema, espero entiendan de lo que se trata. Diría el Subcomandante Marcos: “No importa quién está detrás de la máscara, sino lo que simboliza”, bueno esa frase debe modificarse, y yo propongo: No se trata de las paredes pintadas, sino lo que significan, y ese es un: ¡Ya Basta, Ni una +!.

A continuación los datos duros:

Según el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), de enero a septiembre del presente año, 2 833 (dos mil ochocientas treinta y tres) mujeres han sido asesinadas en México, de las cuales de acuerdo al Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio (OCNF), solo el 25.6% (726) son investigados como feminicidios, mientras que los restantes como homicidios dolosos.

Los estados que reportan mayor índice de feminicidios son:

Veracruz – 140 victimas

Estado de México ­– 81 victimas

Nuevo León – 53 victimas

Puebla – 45 victimas

Ciudad de México – 40 victimas[1]

¡Es una vergüenza!, mientras nuestras instituciones se la pasan pensado ¿Cuántos ángeles caben en la punta de un alfiler? Mientras nuestro país está ardiendo, mujeres son asesinadas, desaparecidas y violadas, pero eso parece no importar, ¿Y cómo iban a importar? No son su familia.

Debemos comprender que en las calles las mujeres corren un grave riesgo, les digo de una vez, no se trata de quien gobierne el país, tampoco si es, o no culpa del presidente o de los gobiernos anteriores. Se tiene que actuar lo más pronto posible, responder a las necesidades que el pueblo reclama.

Mujeres del mundo, la lucha sigue y sigue. Y si en mi no ven un aliado, no verán entonces un enemigo, porque, su actuar es justo, y necesario.

COLOFÓN: Sé que mi opinión puede ser ignorada, o tomada a mal, por el hecho de ser hombre; si es así, les pido que comprendan, esta es mi sincera opinión. No les estoy defendiendo, ni siquiera alentando, estoy informando a otros que ven mal una pared pintada.


[1] https://www.animalpolitico.com/2019/11/3-mil-mujeres-asesinadas-mexico-2019-ocnf/

Deja un comentario