«All you need is love»

El proceso de conflicto, cíclico en la historia

Estamos rodeados actualmente por liberales y conservadores, o por izquierdistas y derechistas, republicanos y demócratas, priistas y morenistas, los de la América democrática contra los de la América libre bolivariana, y un sinfín de nombres o de etiquetas puestas a las fuerzas en nuestras sociedades, vivimos entonces en constante conflicto de ideas, no es malo sin embargo, cuando de alguna forma una idea resulta mala perdedora o mala ganadora y realiza un revés la otra, desgraciadamente emergen pequeños focos de violencia o de agresión que con el paso del tiempo solo aumentarán la intensidad, hasta que irremediablemente el conflicto destructivo en su mejor expresión, la guerra termine por ser el único medio de solución o de concordia de ideas para ver quien es la más dominante, es un proceso que se ha repetido varias veces desde nuestra existencia, dejando a un lado la idea materialista de Marx pero tampoco entrando de lleno a la conflictiva dialéctica Hegeliana las relaciones en grupos humanos siempre han tendido conflicto a través de ideas opuestas la una de la otra, tal vez como una nueva ola de liberalidad y desenfreno o un nuevo furor por lo viejo y adecuado (porque en cada etapa lo novedoso no tiene por que ser lo más transgresor), se podría hablar de un caos en las ideas o de un orden hasta malicioso de competencia que da lugar a las más hilarantes ideas de conspiración, más bien desde el punto de este escrito se alega un devenir constante en la búsqueda de algo que nos defina y a lo que podamos defender para así no volvernos inciertos, sin afán de profundizar más veamos la imagen:

Liberales, 1848
Las ideas comienzan a tomar forma de bandera desde el siglo XIX después de la conflictiva preponderancia del absolutismo del XVIII, pero éstas siempre han estado en conflicto y lo seguirán estando, solo que ahora con nombres.
El canciller de Hierro 1880, alemán imperialista

Los símiles en tan solo un siglo se podrán apreciar con un poco de ironía histórica.

Revolución comunista de 1949
La dama de hierro 1980, británica de derecha

Y así podrían continuar las imágenes y ejemplificaciones, pero se presume que se entiende el punto, el objetivo de esta columna es compartir un punto de vista personal del absurdo que conforma tener que quedarse exclusivamente con alguna idea por sí misma conflictiva y arrogante por ganar, citando a una popular caricatura se conecta también con el título:

NO SE TRATA DE GANAR, SINO DE GOZAR

Bob esponja

Parece simplista pero así de sencillo es en realidad, amar, disfrutar y dejar ser, por eso también se cita al cuarteto de Liverpool al principio, algo así que millones puedan cantar o recordar, y eso ayuda a deslindarse y no cansarse tanto en una pelea interminable, no pelear implica a la vez que entretenerse viendo cómo otros lo hacen, poder aceptar sus ideas, respetarlos, vivir en paz y ayudarlos sin tapujos o recelos, y eso desde un punto de vista muy personal ayuda a alcanzar un poco más la plenitud.


Esta columna representa un poco de mi ideología y gustos, tanto desde la cuestión histórica como el afán por la cultura popular, siempre bajo una óptica de amor, buena vibra y respeto mutuo, espero les guste los futuros escritos que estaré realizando.

Deja un comentario