El 2 de octubre más allá de Tlatelolco

La semana pasada se conmemoró el 51 aniversario de la masacre ocurrida en la Plaza de las Tres Culturas el 2 de Octubre de 1968. Nuevamente, como cada año, la comunidad estudiantil salió a marchar desde Tlatelolco a la Plaza de la Constitución para escuchar a aquellos que sobrevivieron a aquella fatídica tarde y a los padres de los 43 normalistas desaparecidos en Iguala en 2014. Ante esto a muchas personas les surgen las dudas ¿Por qué se marcha este día? Y ¿Por qué los padres de los 43 normalistas tienen un espacio importante en el mitin con el que concluye la marcha?

Para responder a la primera pregunta hay que remontarnos hasta Julio de 1968, cuando después de la brutal represión por parte del cuerpo de granaderos del Distrito Federal contra estudiantes de dos vocacionales del IPN y de la preparatoria Isaac Ochoterena se llevan a cabo una serie de paros y marchas exigiendo la democratización y el fin del autoritarismo en el país. La respuesta del gobierno de Gustavo Díaz Ordaz a los jóvenes fue con mano dura, las marchas fueron reprimidas violentamente, la Dirección Federal de Seguridad dirigida por Fernando Gutiérrez Barrios arrestaba o desaparecía a los miembros del movimiento estudiantil e incluso el Ejército ocupó Ciudad Universitaria y, después de un duro combate contra los estudiantes, el Casco de Santo Tomás.

Bajo este ambiente se llegaba a la tarde del 2 de octubre, 10 días antes de la inauguración de los XIX Juegos Olímpicos los cuales se llevarían a cabo en nuestro país, los jóvenes habían convocado a un nuevo mitin en la Plaza de las Tres Culturas y aunque la presencia del ejército en las calles aledañas incomodaba, nadie se imaginaba lo que sucedería aquel día.

Alrededor de las 6 de la tarde el helicoptero que sobrevolaba la plaza soltó 2 bengalas, las cuales fueron la señal para que el Ejército y el Batallón Olimpia, un cuerpo paramilitar infiltrado en el mitin vestidos de civil y cuyos miembros se diferenciaban por llevar un guante blanco en la mano izquierda, comenzaran a disparar contra la multitud, para la noche quienes no habían logrado escapar de Tlatelolco o habían quedado heridos o sin vida en la plaza fueron arrestados y llevados a distintas cárceles de la Ciudad de México. A la mañana siguiente los medios de comunicación reportaron un enfrentamiento entre los estudiantes y el Ejército que había dejado un saldo de 20 muertos, y si bien actualmente se estima una cifra de entre 300 y 400 muertos, la cantidad exacta de fallecidos y desaparecidos ese día sigue siendo desconocida.

“Hoy las fuerzas militares,dijo el gobierno: Han restablecido el orden en la ciudad. Si hay muertos, presos y heridos, sólo se dice que en este olímpico suelo, no hay novedad. 

Judith Reyes

Sin embargo los hechos de Tlatelolco no fueron los primeros ni han sido los últimos de esta clase, y esto quedó demostrado el 10 de junio de 1971 cuando una nueva marcha estudiantil fue reprimida por un grupo paramilitar llamado Los Halcones, también durante el resto de la década de los setenta en la cual la DFS y el Ejército reprimieron con mano dura a todo aquel que se opusiera al régimen priista, así mismo el 28 de Junio de 1995 al ser atacado un grupo de campesinos por policías judiciales en Aguas Blancas en el estado de Guerrero, nuevamente el 22 de diciembre de 1997 en Acteal, Chiapas cuando un grupo de indígenas tzotziles del grupo “Las Abejas” fueron masacrados por paramilitares mientras se encontraban en un templo religioso y otra vez el 26 de septiembre de 2014 con la desaparición forzada de 43 estudiantes de la Escuela Normal Rural “Raúl Isidro Burgos” de Ayotzinapa.

Pero ¿Qué tiene que ver todo esto con la marcha del 2 de octubre? Pues actualmente el 2 de octubre, como lo menciona el título de este texto, va más allá de 1968, el 2 de octubre es hoy en día una fecha simbólica que, por ser en la cual se evidenció la cara más autoritaria y brutal del Estado mexicano, ha sido adoptada por la sociedad de nuestro país para recordar a todos aquellos que han sido víctimas del Estado y a aquellos que han dado su vida en búsqueda de un país más democrático y con menos desigualdades o en defensa de los derechos de los grupos más vulnerables de la sociedad mexicana.

Es por eso que la marcha no sólo convoca a la comunidad estudiantil, sino que lo hace también con organizaciones sindicales, campesinas y de padres de familia que buscan a sus hijos desaparecidos, es por ello que a lo largo del trayecto de Tlatelolco a la Plaza de la Constitución se escuchan consignas recordando a los de Tlatelolco, a los del halconazo, a Lucio Cabañas, a Genaro Vázquez, a los de Aguas Blancas, a los de Acteal, a los de Atenco, a las de Juárez y a los de Ayotzinapa.

Finalmente, el 2 de octubre no se olvida, ni se debe de olvidar, ni debe de dejar de indignarnos pues ese día salimos a marchar más que unicamente para recordar a los caídos. Esta fecha nos permite mostrar empatía y unidad como juventud y sociedad, al mismo tiempo que nos da la oportunidad de comprender el porqué de las luchas por las que muchos murieron o pusieron en juego su vida y la importancia que estas han tenido en la construcción del país. De esta manera entenderemos que si bien se ha avanzado un tramo importante en el camino hacia un México más justo y más democrático, aún quedan mucho que caminar para construir un mejor país. Y aunque este objetivo parezca lejano hay que seguir trabajando para acercarnos más a él, pues mientras quede una sola persona luchando por ello, las muertes de a quienes recordamos ese día no habrán sido en vano.

Autor: Josafat Arrieta

Estudiante de Relaciones Internacionales en la Universidad La Salle con interés en temas políticos y sociales en América Latina, Asia Occidental y África. Sígueme en Twitter: @Josafat_AD

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s