CONTRA EL INDIVIDUALISMO ¡UNIÓN!

Un artículo en colaboración con el compañero Alexis Ramírez.

Existe una fuerte tendencia individualista presente en las últimas dos generaciones (Y y Z), misma que se ha visto fortalecida a efecto de los nuevos medios de interacción, principalmente de las redes sociales. Estas redes, no enseñan principios de colaboración o compañerismo, sino que, en la mayoría de los casos, son transmisoras de frustraciones, esto a consecuencia de no proporcionar la satisfacción deseada, y solo alimentada por la aprobación individual en masa.

Pero no ha sido el único sector afectado, sino que lo encontramos con mayor visibilidad en el campo artístico-musical, pues, ya no son grupos impregnados de ideología, sueños e inspiraciones comunes, sino individuos cargados de manipulación consumista y con un eje capitalista, su objetivo enaltecer su imagen, sí, así de simple, su propia persona.

Este cambio tan drástico, el cual modifica la búsqueda de una comunidad o un grupo, para ser remplazado por metas personales, no es en tanto culpa de los jóvenes, sino yo lo relaciono a distintas circunstancias especialmente dos, la publicidad y la forma en la que es transmitido el conocimiento; es por ello que los  Invito a analizar el cambio en la enseñanza, ese que involucra dejar de instruir en el conocimiento de movimientos, y enaltece a los personajes, al individuo. Ejemplo: es más fácil enseñar la historia del Che, a enseñar la ideología comunista con todas sus corrientes.

En algunas ocasiones esto es ocasionado a fin de provocar con más euforia un sentido nacionalista, porque es conocido qué es más fácil que una persona se sienta identificada con otra persona, ya que este proceso requiere de menos entendimiento y confianza. Esta misma técnica la  han utilizado las grandes empresas, mismas que ya no buscan a otras empresas de marketing, sino encuentran mayores resultados en los denominados infuelcers. No es para menos, existe más cercanía, más facilidad de diálogo, y acuerdos más próximos.

Pero regresando al bien común, lanzó el cuestionamiento que involucra la pérdida del sentido que emite hacer el bien por los demás, dejar a uno mismo en segundo plano y enaltecer el desarrollo de la sociedad. El recibir medallas individuales nunca será tan placentero como acoger un trofeo como equipo.

Aclaró que existen nobles excepciones, estamos rodeados de héroes sin interés en ser desenmascarados, pero que conocen y hacen suya una causa, con el fin de aportar a la construcción de un mundo mejor. Nuestro tiempo de lamentarnos ha pasado, ya no somos débiles, la pregunta es ¿olvidaremos a los débiles de los que llegamos, con quienes crecimos? o ¿valoraremos más aquellos que no compartieron esa fortuna de sobrevivir al olvido?

La respuesta será un dilema pues una persona que se ha olvidado de sus raíces prefiriendo recordar a pequeños hombres inflados de aire de mentiras, llegará por lógica a lo conclusión del “yo lo puedo todo” pues desde nuestra semilla nos inculcan el ser como relojes montados, marchando sin saber por qué, pues somos engendrados y echados al mundo para repetir una vez más un viejo estribillo gastado de una deteriorada caja de música, nuestra vida deberá ser la del que alza la voz la del que no olvida su historia y la comparte, es lamentable ver a las mejores mentes de mi generación ser acribilladas por el individualismo, por las drogas, por el sentido de superioridad  ante nuestros otros iguales; no cabe duda de que la única solución es la unión, la fuerza de todos aquellos cansados como nosotros de los pseudo-intelectuales, de aquellos que prefieren la ganancia individual que el bien común, pues esa clase de pensamientos mediocres que ha germinado en las mentes más jóvenes.

Por muchos años nuestro país ha sido engañado y violentado, como un prisionero con los ojos vendados, yo me pregunto ¿Qué ha hecho mi país para ser tratado así? En ¿Qué hemos fallado para no poder combatir al enemigo? Y es que ni siquiera sabemos quién es el enemigo: ¡nuestro enemigo! Por todo esto  amigos el día de hoy, vengo a invitarlos a combatir el desprecio, a destruir el racismo, el clasicismo y por supuesto el individualismo que se impregna en nuestro ser, pues nuestra generación mal llamada “Millennial”, es la flor que nació de muchas y distintas descendencias que a pesar de las desgracias que nos dejaron, brillantemente nos han inculcado un sentimiento de cambio, nos enseñaron a luchar por nuestros sueños, a pelear por todos los medios contra los males, y si compañeros seremos:  ¡MILLENIALS PUES LO QUE AQUÍ SE DIGA QUIZÁ SERÁ OLVIDADO PERO LO QUE CONSTRUIREMOS TODOS HOMBRES Y MUJERES, VIVIRÁ POR MILES Y MILES DE AÑOS!

Autor: Zinedine Martínez.

Artículista en el Semanario Autónomo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s