Marvel y su bien lograda construcción del heroísmo.

Durante los últimos diez años Marvel estudios ha construido más que una campaña de marketing, ha construido un universo cinematográfico, pues han basado sus contenidos en historias capaces de generar sentimientos de pertenencia, así mismo lograron crear una conexión de los superhéroes con el público, atrapando y envolviendo a millones de personas en diferentes aventuras llevadas por sus héroes de la pantalla grande.

Muchos dirán que todo esto comenzó en el año 2008 con el estreno de la película de Iron Man, sin embargo esto es algo que se viene germinando desde décadas atrás pues ya desde la aparición de Action Comics en 1938  los niños verían a un superhéroe por primera vez, un hombre con fuerza sobrenatural, capacidad para volar e increíblemente lanzar rayos de los ojos, pero además encontrarían en él un símbolo de justicia, de valores y principios inquebrantables, algo que los llenaría de profunda esperanza y alegría, pues: ¿Quién no ha soñado con ser un héroe? Lamentablemente las diferentes tragedias que sufriría la humanidad dejarían la palabra tan desgastada que la idea de un hombre salvando a la tierra sería cosa de simples locuras, pues el mundo había cambiado, había dejado ver su verdadero rostro, como un infierno en donde los hombres se dividían en almas atormentadas y diablos atormentadores. Los héroes debían tener una evolución.

Llegado el año de 1961 las cosas comenzaron a pintar mejor para la humanidad, una nueva aparición de superhéroes recobro los valores y principios olvidados tiempo atrás, pues ya no eran seres de otros planetas o dioses que miraban de vez en cuando a la tierra para salvarla, sino que ahora eran simples hombres y mujeres que habían adquirido sus capacidades sobre naturales con explicaciones científicas, incluso ya no solo salvaban a los demás, sino que ahora también se salvaban a ellos mismos. Esto trajo aparejado un inmenso sentimiento de pertenencia para con todos aquellos que decidían avanzar dejando el pasado enterrado y aprendiendo de él.

Cuando los tiempos nuevamente cambiaron la humanidad regreso a su estado de guerra, los héroes debieron adaptarse a la realidad violenta y salvaje, pues a sabiendas de que un posible apocalipsis nuclear estaba tocando la puerta solo quedaba mantener la esperanza intacta de un mundo mejor. Historias épicas y trascendentales como Watchmen reflejaban ese oscuro agujero en el que las personas se encontraban, pues veían a la vida como un espectáculo tragicómico bajo el reino del azar y del error, en donde el infierno de Dante era pues el infierno del mundo.

Tendría que pasar varios años hasta que las nuevas generaciones tomaran el concepto de la palabra superhéroe para darle un giro de 180 grados, un cambio radical, un nuevo actuar, pensar y sentir. Sería pues el gran director, guionista, productor y editor Christopher Nolan quien se encargaría de mostrarle al mundo que lo relacionado con los superhéroes no era algo estúpido, no era algo que solo vivía en la imaginación, sino que reflejaban de una manera concisa los tiempos de la humanidad, así como los libros y la música lo habían hecho también el cine con películas de superhéroes dejaban ver que tan bien o mal se encontraba nuestra brújula moral. Al mismo tiempo se estrenaría la película que pondría la primera piedra para la creación de un universo cinematográfico (Iron Man) el cual se posicionaría como el rey de la franquicia del cine.

El éxito del universo Marvel se debe no solo a los millones de dólares invertidos, sino que además las grandes cabecillas que hicieron esto comprendieron la evolución de los superhéroes, de su transformación y adaptación por el mundo, entendieron que el elemento de la humanidad era necesario para la formula pues generaba un sentimiento de pertenecía, en donde podrías decir “Yo quiero ser como él o como ella.”

Marvel no solo ha marcado a más de una generación sino que además ha sembrado una semilla en las nuevas, pues a pesar de que su intención es él solo producir dinero, dejaron huella en las mentes más jóvenes que encontraron en las salas de cine a los héroes que le hacen falta al mundo, pues ellos se verán como sus ídolos y entenderán lo que en verdad significa hacer el bien sin mirar a quien.

Pues en un mundo donde la muerte, la violación, el robo, el secuestro y la miseria son vistos de manera cotidiana así como normalizada, el implantar un poco de esperanza a las generaciones más jóvenes es acto de rebeldía total.

Autor: Zinedine Martínez.

Artículista en el Semanario Autónomo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s