El Héroe de Guelatao

El 21 de marzo de hace doscientos trece años en un pueblo abandonado de Oaxaca que lleva por nombre San Pablo Guelatao, una joven mujer de nombre Brígida García daba a luz a quien sería el paladín de esta gran nación, al hombre que no se tocaría el corazón ante un príncipe rubio que pretendió nuestro suelo tomar, aquel que plasmo en su claro apotegma:

“Entre los individuos como entre las naciones el respeto al derecho ajeno es la paz”

Juárez uno de los grandes creadores de la nación, no es un mártir ni un prisionero de su tiempo, es un vencedor que libró más de mil batallas, desde su nacimiento hasta su muerte, es quien destruyo las cadenas de aquellos que se asumían dueños de nuestra tierra.

Nacido con descendencia Zapoteca, vence al racismo ancestral, a las imposibilidades y dificultades de la educación en un país y una región asfixiados por el aislamiento, su intelecto y su perseverancia lo llevan  hasta la capital del país en donde consigue hacerse enemigo personal de todos aquellos traidores, vende patrias, dejándoles claro que “libre y sagrado es el derecho de pensar” por ello sus enemigos cobardes los persiguen, encarcelan, destierran, calumnian, vejan y ridiculizan; quieren hacer de su nombre el sinónimo de la adversidad; no obstante el no sede pues su ideario, vida y voz las defenderá con razón y pasión hasta el fin de sus tiempos, sin importar cuantas campañas de linchamiento el conservadurismo le dedique él jamás se detendrá pues sabe que la brutalidad solo demuestra la cobardía y el miedo de aquellos que no conocen el uso de las palabras y la fuerza que estas tienen.

Hoy en día Juárez es el símbolo de trasformación de perseverancia, nuestros nuevos gobernantes lo utilizan como su bandera, lo nombran como “El mejor Presidente de México” como aquel que nunca puso la fuerza sobre las palabras, como el hombre que todos debemos mirar hacia arriba, como nuestro contemporáneo que a pesar de haber muerto hace casi dos siglos, sigue enseñándonos más de lo que creemos, su rostro sigue vivo, sus enseñanzas jamás morirán pues al ser el estandarte de esta nueva trasformación, Juárez revivirá ya no como un hombre sino como un ideal el cual seguiremos hasta el fin de los tiempos pues sus aportaciones son tan grandes como su espíritu, que vive en cada uno de nosotros, que inspira a mejorar a jamás rendirnos ante la adversidad, así como él lo hizo, de modo que luchemos contra la soledad, la derrota y la precariedad, la violencia, la censura, la corrupción, la violación a nuestros derechos, la brutalidad y la indiferencia, para de esta manera avanzar como humanidad ante cualquier siniestro, y cuando nos sintamos derrotados, débiles y agobiados recordemos  las grandes palabras de este paladín de la patria:

“Como hijos del pueblo nunca debemos olvidar que nuestro único fin debe ser siempre la mayor prosperidad de nuestra Gran Nación”

Autor: Zinedine Martínez.

Artículista en el Semanario Autónomo.

One thought

  1. Como Mexicano jamás entenderé, y mucho menos aceptaré, que haya quien siendo Mexicano, tenga como una única meta, entregar recursos de la patria, y ser férreos defensores del extranjero, porque según ellos, también se sienten blancos de sangre azul.
    No hay nada más avergonzarte y ridículo, máxime cuando este grupo lo integran intelectuales, políticos corruptos y periodistas sicarios, HABER HASTA CUANDO LO ACEPTAMOS MEXICANOS, URGE ABRIR LOS OJOS COMPLETAMENTE,ANTES QUE SEA DEMASIADO TARDE, Y ESTEMOS EN UNA SITUACIÓN PARECIDA A VENEZUELA‼️

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s