PRESOS POLÍTICOS

Recientemente hemos escuchado hablar de los “presos políticos”, personas de los cuales desconocemos la razón por la que se encuentran privados de la libertad. 

El término preso político hace referencia a las personas que son encarceladas por razones de tipo político ya que realizan actividades que chocan fuertemente con los ideales del gobierno, sus convicciones y actividades van orientados hacia la búsqueda de un beneficio para la sociedad o el respeto de los Derechos Humanos de un grupo vulnerable.

La existencia de presos políticos en un país como México es ejemplo de la opresión que se vive y atenta con la libertad de pensamiento, expresión y de reunión. Lo que busco el gobierno actual fue la libertad de éstas personas no solo por las irregularidades de su procedimiento que deja ver la falta de control en la impartición de justicia, sino que distintos organismos internacionales como la ONU solicitaron su inmediata liberación de los mismos pues atentaba contra sus derechos, por ello se realizó una lista de los que obtendrían su libertad, entre los que se encuentra Enrique Guerrero Aviña, estudiante de la UNAM que paso poco más de 5 años privado de su libertad bajo cargos inexistentes, pruebas manipuladas y siendo víctima de tortura. En programas anteriores tuvimos la oportunidad de platicar con él y nos indicó la percepción que tiene de la justicia, en donde mencionó que la justicia se lucha y es un punto que a mí parecer es muy cierto, no podemos confiar en una institución que no está al servicio de la ciudadanía sino del gobierno.

Lo anterior muestra un sistema que no es capaz de brindar protección a sus ciudadanos, que el cambio de sistema acusatorio no es capaz de detener las arbitrariedades que se cometen con estas personas, pues la condena, así como todo el proceso se ve manipulado y es completamente opuesto a los Derechos Humanos.

Las personas que luchan por el respeto a los derechos y/o cualquier otra institución o colectivo deben de tener la certeza de que su labor no será limitada ni obstruida.

Deja un comentario