Hechos

Hoy se siente esa radiante y contagiosa felicidad más que nunca -no es que antes no se sintiera-, la diferencia es que hoy también cómprate seguridad ¿De qué? Tú lo sabes, cada vez falta menos. Años de anhelo colectivo, de ilusión; años de hablar de lo mismo, del mismo.

Cada seis años llega un mágico momento, aparecen los predicadores del odio, falsos predicadores -diría Nietzsche-. Nublan el mensaje, distorsionan las cosas, hablan de “valores meta” para justificar hechos absurdos, fomentan el odio, la violencia, la desunión. Propagan ignorancia, la cual, a la larga, es el máximo escenario para que puedan seguir predicando. Hablan de ideas, de supuestos.Pero tienen un enemigo: las mentes claras. Esas que aprovechando cualquier circunstancia logran informarse, investigar… conocer. Le temen a las mentes ilustradas, aquellas que se sustentan en la realidad, en los hechos. ¿Que hechos respaldan a brillantes mentes en un escenario electoral? Vayamos a algunos.

12 años ya, hablando de lo mismo, luchando contra el mismo. Tú sabes quién.

2006 un fraude: 0.5% la diferencia. Alrededor de 200,000 falsos votantes, que si existieron, poco más de la mitad estaban muertos al final del sexenio como consecuencia de una
guerra sin sentido que nadie le dio el derecho de iniciar al presidente espurio. Crueldad política. Lucha inútil. Crueldad inútil.

En 2012 confirmamos algo que se había advertido hace tiempo: la presidencia tiene precio. Ahora sabemos cual es, 6 856 millones de pesos, casi 5 mil millones de procedencia no especificada. Monex, Soriana, tarjetas. Democracia.

También sabemos por qué este sexenio fue de los que más alto índice de corrupción presentó. Había que recuperar la inversión. Recuperemos la memoria. Corrupción, impunidad, violencia. México.

12 años de predicadores luchando contra quien lleva toda su vida luchando por México. Dicen que es como un venezolano rebelde, más grave aún, como un empresario
imperialista, como un loco nuclear; peor aún, todas juntas. La encarnación del mal. Un peligro para México, para el mundo. Populista, socialista, autoritario…. ¿Presidente?

Ante estos discursos anti morales, hoy más que nunca debemos aferrarnos a los ideales, es lo que nunca nos podrán quitar. Una mente clara está consciente de sus ideales y cuando los usa para proteger a la sociedad, ni las mentes más nubladas se le negarán.
Conocimiento, información, cambio.

Hay que defender ese nuevo camino y cuando la democracia sea por fin alcanzada, todo será distinto. Nunca más desde el poder y con discursos se le arrancará a una persona el derecho a ser gobernante del pueblo que lo pide. Seguridad, transformación. Voto informado.

Deja un comentario